0

YouTube ofrece migajas a las empresas que retiraron su publicidad

Pin It

youtube críticas

Después del escándalo que apuntaba directamente a la mala gestión de los anuncios aparecidos en vídeos extremistas alojados en YouTube, la empresa no parece haber hecho mucho por recompensar a sus clientes, lo que ha provocado la estampida por parte de muchas marcas que han dejado de anunciarse en la plataforma de vídeos propiedad de Google.

Las informaciones ofrecidas por el Financial Times apuntan a que muchos anunciantes esperan una respuesta contundente de YouTube ante el extremismo

De entrada, YouTube tardó más de lo conveniente en pedir disculpas porque anuncios de marcas de cosmética, seguros o bancos hicieran de antesala a contenido que aplaudía el terrorismo y que incitaba al odio. Sucedió en marzo y las empresas afectadas decidieron retirar sus anuncios -y sus cuantiosas sumas de dinero- de YouTube, generando un boicot que añadía más leña al fuego.

La solución de YouTube meses después, tal y como asegura el periódico Financial Times, se ha quedado a medio gas. Algunas empresas afirman no haber recibido más que tres dólares de recompensa por el patinazo de la plataforma de vídeo.

En concreto, los “pagos” se habrían ofrecido, sobre todo, a las empresas que desde marzo decidieron no volver a anunciarse en YouTube. Hay compañías a las que incluso se les ha ofrecido menos dinero.

Desde Google se justifincan con su política de anunciantes para justificar la irrisoria suma de dinero ofrecida. Según esta, si los anuncios aparecen donde no se ha acordado previamente con YouTube, las empresas pueden solicitar un reembolso para compensar la monetización inadecuada de esos anuncios.

No obstante, no hay una confirmación oficial por parte de YouTube acerca del motivo por el que ha comenzado a ofrecer pequeñas cantidades de dinero a sus antiguos anunciantes.

YouTube no es la única plataforma que se ha visto envuelta en situaciones polémicas por permitir publicar contenido inapropiado o que incite al odio. Facebook o WhatsApp han sido duramente criticados por alojar perfiles y conversaciones de terroristas, por ejemplo.

Muchos de los anunciantes que no han vuelto están esperando a la llegada de una política contundente por parte de YouTube contra la propaganda extremista, que ya ha tomado cartas en el asunto. De hecho, junto con otras redes sociales, ha puesto en marcha iniciativas de contra narrativa y eliminación de propaganda de ISIS, pero no parecen ser suficientes.

[trecebits.com]

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *