0

Google recibe la mayor multa anticompetencia de la Historia

Pin It

Google

La Comisión Europea ha impuesto la mayor sanción de la historia a Google por abuso de posición dominante. Alphabet, la compañía en la que se integra el buscador, tendrá que abonar a las autoridades anticompetencia europeas la cantidad de 2.424 millones de euros.

El organismo europeo impone tremenda sanción a Google por haber entorpecido a sus competidores en beneficio de sus propios servicios desde 2008 en el negocio de los comparadores de precios.

Google tendrá que pagar 2.424 millones de euros por abuso de posición dominante y cambiar la manera en la que muestra sus resultados de búsqueda de productos

Cada vez que un usuario realiza unabúsqueda de un producto en Google, la compañía muestra en primera posición resultados de Google Shopping (antes Google Product Search), en los que se ofrecen enlaces para ir a comprar esos productos en los servicios de Google.

Google hace esto porque ofrece los resultados de búsqueda de acuerdo a su propio algoritmo, en el que introduce las variables necesarias para que ocurra así. Según la Comisión Europea, Google no está ofreciendo los resultados de acuerdo a la relevancia del producto para el consumidor, sino que lo hace para favorecer su propio servicio.

De hecho, según los datos de los que dispone la Comisión, de media, los resultados de los competidores aparecen al menos en cuarta página del buscador, lo que les limita considerablemente a la hora de conseguir enlaces y ventas de sus productos y servicios.

La Comisión Europea ha estado más de siete años tratando de llegar a un acuerdo con Google para que cambiase la forma de actuar, pero la compañía norteamericana no se ha mostrado dispuesta a ello ni tras recibir hasta dos expedientes sancionadores.

Es por eso que se ha llegado a una situación en la que a la Unión Europea no le ha quedado más remedio que imponer una sanción ejemplarizante, que ha resultado ser de un importe mucho mayor del que se esperaba (alrededor de los 1.000 millones de dólares). De hecho, es la multa más importante de la historia y supera con creces –más del doble- a las que recibieron Microsoft e Intel en 2009.

La Comisión Europea ha querido sentar cátedra con esta medida, que además va a acompañada de la petición a Google de que cambie el sistema en el que organiza los resultados de búsqueda de productos. La compañía del buscador tiene un plazo de 90 días para hacerlo si no quiere recibir una nueva sanción que podría alcanzar el 5% de su facturación diaria.

A pesar de todo, Google ha señalado que le parece injusta la sanción y reclamará la medida. Tampoco parece que el castigo sirva para que cambie de opinión en otros frentes que mantiene abiertos con la Unión Europea, como el de la venta de publicidad online en una situación de competencia desleal o el de la inclusión de apps de Google por defecto en todos los teléfonos que utilizan el sistema operativo Android, algo que las autoridades anticompetencia de la Comisión Europea no ven con buenos ojos.

[trecebits.com]

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *