El mayor problema para Facebook y Netflix es que se están quedando sin humanos

El mayor problema para Facebook y Netflix es que se están quedando sin humanos

netflixfacebook

Las acciones de Facebook y Netflix han tenido un comportamiento muy volátil las últimas semanas. Las fuertes subidas de meses anteriores se cortaron de golpe tras la publicación de los resultados de ambas compañías, lo que generaron importantes órdenes de venta y caídas a plomo en bolsa…¿el motivo? Estas compañías se están quedando sin humanos para hacer más clientes.

Al menos eso es lo que cree el analista de MarketWatch, Jeff Reeves, que en un interesante artículo que resumiremos a continuación, explica las razones por la que los ingresos de estas tecnológicas se han parado de pronto. Veamos:

Wall Street está plagada de ejemplos de acciones de alto crecimiento que se dispararon espectacularmente. Ejemplos como los de Considere Crocs, donde la locura del calzado llevó a ganancias de cerca del 400% en un año, antes de que el cambio de gustos de los consumidores, junto con la crisis financiera, provocó que las acciones cayeran todo lo ganado con anterioridad. O por ejemplo la compañía 3D Systems que tuvo un comportamiento similar.

El problema de Facebook y Netflix son las altas expectativas.

Hay un gran número de ejemplos de Wall Street de compañías cuyas acciones suben en vertical ante la promesa de un crecimiento casi seguro, y que se precipitan cuando esa promesa se incumple. Muchos pensaban que a Facebook y Netflix serían diferentes, y ahora muchos inversores se dan cuenta de lo costoso que puede llegar a ser ese pensamiento.

La promesa de cualquier compañía orientada a Internet es que el crecimiento no tiene límites. El software escala rápidamente y con márgenes asombrosos, y cada ser humano con conexión a Internet es un cliente potencial.

¿Pero qué sucede cuando te quedas sin humanos?

Esa no es una pregunta retórica. Según Pew Research Center, el 89% de los estadounidenses están activos en Internet . Excluya a los estadounidenses de 50 años o más, y eso salta al 97%. Casi una cuarta parte de los estadounidenses dicen que están casi constantemente en línea .

Los usuarios activos diarios de Facebook en los EE. UU. y Canadá se han mantenido prácticamente planos en el último año, pasando de 183 millones en el segundo trimestre de 2017 a 185 millones en el segundo trimestre de este año. Europa es igualmente insulsa, con un crecimiento de 271 millones a 279 millones en el último año. Colectivamente, estas dos regiones agregaron solo 10 millones de nuevos usuarios en un año, apenas el 2.2%. Eso es lo que sucede cuando tienes tantos usuarios. Incluso 10 millones de personas más simplemente no supone prácticamente nada.

Pero el otro problema con el que tienen que lidiar tanto Facebook como Netflix es mucho más siniestro que simplemente comparaciones difíciles: Son las expectativas difíciles.

¿A quién le importa si la marca Netflix es sinónimo de transmisión, o que haya ganado varios premios Emmy por su programación original o que haya aumentado sus ingresos en un 26% en el último año?

Todo eso simplemente no ha sido lo suficientemente bueno, ni para las elevadas expectativas de Wall Street ni contra sus propias estimaciones internas anunciadas hace apenas unos meses.

El peso de las expectativas fue igual de aplastante para las acciones de Facebook. Tenga en cuenta que los inversores provocaron caídas a plomo en las acciones de Facebook simplemente por no cumplir su objetivo de usuarios activos de 1.490 millones por unos 20 millones de personas. ¡Las acciones perdieron una quinta parte de su valor!

¿Cuánto tiempo pueden los inversores realmente esperar que estos iconos de crecimiento sigan creciendo? ¿Es realista esperar que todos los seres humanos en el mundo occidental pasen sus horas de ocio viendo Netflix en un televisor inteligente mientras navegan por Facebook en una segunda pantalla? O, lo que es más probable, ¿existe simplemente un malentendido fundamental de cómo de grande es la capacidad de estas empresas para alcanzar los objetivos antes de quedarse sin clientes?

(…) Esto no quiere decir que Facebook y Netflix están condenados como empresas, o incluso que sean malas compras para los inversionistas pacientes dispuestos a superar esta volatilidad.

Pero los desafíos planteados por la saturación del mercado son muy reales, y Wall Street castigará rápidamente estos dos nombres si se quedan cortos en sus objetivos.

[bolsamania.com]

istanbul escort escort bayan beylikduzu escort